El miércoles 30 nuestro colegio se convirtió en un lugar terriblemente divertido y fantasmagórico. La diversión y las risas fueron protagonistas durante toda la jornada escolar.

Todos los alumnos del colegio realizaron distintas actividades: cuentacuentos terroríficos, manualidades tenebrosas e incluso juegos como «pon el sombrero a la calabaza». Terminamos el día bailando unas coreografías aterradoras en las que no faltaron brujas, esqueletos, vampiros o fantasmas.

¡El concurso de escobas fue todo un éxito! Todas ellas fueron expuestas en el hall del edificio de Primaria e Infantil.

Queremos agradecer vuestra participación y colaboración en un día tan especial. Gracias por acoger la propuesta con tanto entusiasmo y ganas.

A %d blogueros les gusta esto: